lunes, 6 de febrero de 2012

La canción de un ciclista que pasa

Soy de los que andan por el parque a oído desnudo, procurando escuchar las voces de la naturaleza. Muchos son en cambio los que eligen aislarse del mundo y portar auriculares, los más decididos hasta se animan tararear, con menor o mayor arte, alguna melodía de moda. 

No es el caso de este ciclista que pasa a mi lado, pedaleando a ritmo sostenido y cantando, muy afinadamente y a capella. Noto que no identifico el tema, pero entiendo una parte de una frase; la letra es en francés, y dice algo asi como monsieur, je vous en prie. Reviven entonces fugazmente los  restos de ese francés básico aprendido en los años de secundaria, un francés muy particular, producto del cerrado acento español de un maestro español y por añadidura cura, una letal combinación capaz de destrozar - tal vez haya sido su española y demorada venganza por la afrenta napoleónica - toda sutileza de la lengua gala. Pero algo de esa siembra fallida quedó sin embargo en pie. 

Me voy repitiendo las pocas palabras oídas en esa ráfaga, monsieur, je vous en prie, hasta llegar a casa. El oráculo de Google hace el resto y descubro la canción de un tal Félix Leclerc, cantautor francohablante mas no francés, sino del Quebec. La letra es triste, habla de amores perdidos. La música es tipo marchita, la armonía bastante sencilla. Una canción como tantas. Se llama "Le petit bonheur", la pequeña alegría.

Cantar de amores perdidos, cantar en francés, mientras se va pedaleando, cantar una canción muy antigua... 

¿Habrá sido mi ciclista un turista canadiense? 
¿Un improbable fan, perdido en plena pampa semiárida, de mi hasta ayer desconocido Leclerc? 
¿O apenas una víctima más, como tantas y en cualquier idioma, de los amores que se han, que hemos, que nos han perdido?  

Puesto que no hay modo de saberlo, conjeturemos...


27 comentarios:

  1. ¿El primo sudaca de Leclerc? Un abrazeau !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... en cuyo caso sería "Le bataté" (?!). Tal vez...

      Abrazo.

      Eliminar
  2. Es una triste canción de amor, pero su título "la pequeña alegría"? un algo contradictorio!
    Me encantó esta canción aunque no entienda su letra, muy pegadiza, con un ritmo encantador y ese francés que me deja así... como en las nubes...

    La próxima si te encontrás con una mujer cantando una de Ella Fitzgerald, puedo llegar a ser yo!
    jajaj

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá la encontrase a Ud. haciendo de Ella, con scat incluido!

      Besos, Axis.

      Eliminar
  3. Mi escaso francés de primaria me hizo pensar "se lo suplico, señor."

    Qerrá decir eso? No quiero googlear a estas horas...estoy en la cama y a oscuras haciendo todo lo que no hay que hacer para conciliar el sueño... jaja!

    A lo mejor era un cura rezando...

    Baci

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, Nina, mica prete! Faceva il ciclista!

      Baci.

      Eliminar
  4. A ver... 1.le ciclista (ja, quise poner "el" ciclista pero me salió en francés...), en efecto, sufre de mal de amores y por ello entona esa catártica y triste canción 2. el ciclista es tan francés como ud, está enamorado y es correspondido, canta esa canción porque es pegadiza y porque se la escuchó tararear esa mañana a un cantante canadiense que paseaba por el parque mientras pensaba si habría sido buena idea dejar su Quebec natal para escuchar los sonidos de la naturaleza en un parque perdido de un ignoto país del cono sur.

    Lo que más me perturba es: ¿por qué una canción cuya letra es triste lleva por título "La pequeña alegría"?...

    Saludos, Rob

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La opción 2 es sin duda la que prefiero. Lo del título se explica en sí mismo, la alegría fue breve...

      Saludos, Betina.

      Eliminar
  5. Bah.. también es como decir 'de nada" cuando le dicen a uno "gracias"...

    bueh! no sé!mis

    ResponderEliminar
  6. Rob: gracias por su amable advertencia, pero de todos modos voy a ir al "Roca" a ver alguna cinta de Lilian Gish...

    En cuanto a esta cancion pertenece al cancionero tradicional y homosexual de Quebec, no por nada dice Mr. Leclerc que encuentra a "él" y lo llama "mi reina"..., al final dice que si ve una muchacha da un rodeo o cierra los ojos....¿Ud. hablaria asi...?

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nonono! El sujeto varón le relata a otro varón su padecimiento con una fémina! De todos modos yo no hablaría así: mi francés es muy pobre...

      Saludos, Coco.

      Eliminar
  7. Siendo mi francés nulo, poco puedo aportar. Pero esas cosas generalmente tienen que ver con la infancia, a veces tarareo "la española cuando besa, es que besa de verdad..." o "Marcelino, pan y vino, con jabón te has de lavar.."
    porque las escuchaba en casa.

    De todas formas, qué bueno que su sensibilidad nos acerque al ciclista, herido de amor o cantante de marchitas. Ah, tal vez la cantara en un varietè, se me ocurre ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del varieté es una idea interesante, pero si canta eso en estas tierras no se hará demasiado famoso, me temo.

      Saludos, Maia.

      Eliminar
  8. Ah, pero qué nivel! A mi lado sólo pasan cantando o escuchando cumbia.. buh!
    Besos, Rob! Y se viene el ASG.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No cre, lo habitual es escuchar cumbia o punchi punchi a cien mil decibeles, esta fue una mosca blanca. (¿Qué es el ASG?)

      Saludos, Caia.

      Eliminar
    2. El ASG es el All Star Game, querido Rob. Besotes.

      Eliminar
    3. Ahhh! Qué buenos recuerdos tengo del último... ;)

      Besos.

      Eliminar
  9. Oh la lá, qué nivel de ciclista.
    Igual, no es muy triste el ritmo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo más loco es que el tipo ni se imagina que sus gustos musicales están siendo debatidos en un blog.

      Saludos, Malena.

      Eliminar
  10. todos fuimos victimas de algun desafinado amor ♪♪♪

    interesante comentario el de Monsieur Cocorastutí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... y victimarios, y victimarios, jaja...

      Saludos, Mary.

      Eliminar
  11. Las canciones que se cantan al pedalear son tan al azar como los recorridos.
    Pero hoy seguro me escuchabas cantando "toda la vida tiene música hoy..."
    Tengo timbre en mi bici, así que la próxima que te cruce por el parque te vas a dar cuenta.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá haya en este instante un paseante en un parque de Quebec sorprendiéndose al escuchar a un ciclista cantando un tema de Luis...

      Saludos, cr.

      Eliminar
  12. Para pescar pequeñas alegrías, hay que andar a oídos desnudos como ud., o con ojos despejados como nosotros, que venimos a leerlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a oreja desnuda disfruto un montón, en cambio a ojo desnudo me pierdo cienmil detalles. Un honor que Ud. (y todos) vengan.

      Saludos, Condesa.

      Eliminar
  13. :) creo es completamente lógico que la Condesa y todos "vengan".
    Saludos, Rob.

    ResponderEliminar

Free counter and web stats