martes, 5 de junio de 2012

Trasunto

¿Existe alguna razón por la cual la copia perfecta de una obra de arte no pueda ejercer sobre el observador - cuando éste sabe que se trata de una réplica - el mismo efecto que la obra original? 

En el inicio de "Copia Certificada", película del iraní Abbas Kiarostami, se argumenta a favor de esta idea,  en contra de la preeminencia que suele atribuirse a lo original. Luego la trama deriva por otros caminos, menos evidentes, más incómodos para el espectador. A Kiarostami parece interesarle poco "entretener" al público, su estética es lo opuesto al paradigma hollywoodense, yo ya lo había sospechado con la honda aridez de "El sabor de las cerezas" (creo que aquella vez no hubo más de seis personas en la sala). 

En mi opinión "Copia..." está menos lograda que "El sabor...", las ideas resultan aquí más atractivas que su traducción al hecho artístico, tal vez sea por el modo de exponer, que parece un tanto distanciado y teatral, o por ciertos giros que no se comprenden sin esfuerzo. 

Críticas aparte, nunca resultará mal empleada una hora y media si en la pantalla está ella,  la maravillosa Juliette Binoche.




31 comentarios:

  1. Me encantó esa película. Me gustó la cadencia en la cual transcurren los "hechos", se suceden las "teorías" y los hermosos diálogos devienen.
    También, me hizo acordar a La angustia de las influencias de Bloom. Qué no fue escrito antes? Qué momento no vivido, con leves matices? Qué no sucedió que pueda llegar a sorprendernos?
    Todo como una copia, o un interminable Dejá vu..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con los hechos yo quedé, te confieso, un poco perdido al principio. Recién después de concluida la película entendí (creo) un poco más. Abrazo.

      Eliminar
  2. No la vi....veo poco cine leo poco
    Mi vida es
    palabras
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tu vida es palabras? Pasaré a leerlas. Saludos y bienvenida.

      Eliminar
  3. No se....una copia certificada....es eso, una copia certificada. Puede servir en caso de escrituras y otros papeles administrativos. Ahi cumple la misma función. Pero en una obra de arte saber que es "original" me presupone ciertos deleites que una copia certificada no. Cuestión de sensaciones. No vi la película ( no veo tantas cosas) pero con Juliette, coincidimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí está justamente el punto. ¿Qué nos impide disfrutarla igual? ¿Nos conmueve sólo lo que perciben nuestros ojos y oidos, o además necesitamos convencernos con la palabra, con la historia, etc.? Abrazo.

      Eliminar
  4. son interesantes las preguntas del comienzo...

    no vi la peli pero coincido que la actriz es un lujo aparte!

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Binoche vale la película. Con alguna otra actriz hubiese sido mucho más difícil para mí verla. Besos, Alelí.

      Eliminar
  5. La obra es la idea original de su autor. Su manifestación externa (el cuadro) puede ser imitada de manera perfecta, por él o por otro, pero siempre seguirá siendo hija de la idea original. El autor lo es tanto del original como de la copia (si es perfecta).
    Un abrazo, Rob.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo entiendo que la originalidad de la idea, haber sido el primero, tiene indudable valor. Igual: ¿por qué, por dar un ejemplo musical, en general no doy el mismo valor al "cover" de una canción, por perfecto que sea, tanto como al original recreado - es decir repetido - por su autor? Abrazo.

      Eliminar
  6. Me encuentro en falta, no la he visto, pero me encuentro con una pizca que pica para verla.


    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacelo y contame. No es una peli para enamorarse de ella, pero da para el debate. Beso, Cecy.

      Eliminar
  7. No vi la peli, pero tu comentario y una nota que leí en Ñ reavivaron mis ganas de verla. Este es el link a la nota: http://www.revistaenie.clarin.com/escenarios/Carne-visto-tiempo_0_690531188.html

    No sé si se modifica el efecto sobre el espectador ante un original y su copia exacta, tendría que haber vivido esa experiencia para saberlo. Lo que sí sé es la conmoción que me produce ver algunos originales(en el museo de Bellas Artes varias veces me he quedado sin aliento...)

    Lo saludo, caballero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ese link. ahora leeré la nota.

      A mí me sorprende y me extraña que haya quienes dedican tiempo y enorme esfuerzo a copiar a otros hasta el mínimo detalle (y no lo hacen para engañar a nadie), en lugar de buscar dejar huella propia. Beso, Betina.

      Eliminar
  8. Ah..entiendo tu comentario en mi blog! qué no es copia Rob!!! jajaj...Qué no es copia? Podemos creer que somos originales en algo? Lo dudo. El amor, el asesinato, la pasión, el hambre, todo está hecho y dicho ya. Lo diferente es la particular.
    No vi la peli, la otra sí...el sabor de las cerezas. Maravilla. Amo a este tipo. ¿Será porque puedo ver casi sola sus películas y creer que filma para mí? Jaja...cuando la vea te cuento. Pero con la Binoche...seguro que me gusta. Abrazo Rob...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un gran tema. Todo está hecho en cuanto a los temas, pero las formas cambian continuamente. ¿Será que nos cansamos rápidamente de las formas? Porque yo no creo, por ejemplo, que "no se pueda" hoy pintar, digamos, al estilo de un Rembrandt, o componer como Schubert, o escribir como Borges. En cuanto a combinaciones posibles no se agotó con ellos ese lenguaje. Y sin embargo a nadie se le ocurriría hoy retomar esa senda, lo tildaríamos de vulgar imitador. (Mis opiniones sobre arte son de completo lego, Ud. sepa disculparme.) Abrazo, Diana.

      Eliminar
  9. Es que al común de las personas, más si son snob, las copias no le "caben", eso si saben que lo son, de lo contrario, seguramente, abundarían en alabanzas. Y hay varias/muchas copias que son mejores que los "originales".
    Kiarostami es otro de los tantos directores sobrevalorados que nos ha brindado la industria del cine.
    Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dije un poquito más arriba, el esfuerzo invertido en el arte de la imitación me maravilla pero me reulta en un punto difícil de comprender /valorar. En cuanto a la sobrevaloración de Kiarostami: puede ser, yo seguro no lo pondría a la altura de los más grandes de otras épocas, pero no soy experto tampoco, soy simple aficionado al cine. Pero sí le reconozco el gran mérito de hacer un camino completamente a contrapelo del mercado. Seguramente eso le reditúa loas en Europa y entre ciertos públicos cinéfilos. En Hollywood no le darían ni bolilla. Saludos.

      Eliminar
  10. ¿No es acaso un guiño o una trampa del director hablar del efecto de una copia, en tanto los espectadores de distintos lugares del mundo sólo acceden a copias de la película que las cuestiona?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, Condesa, su ironía es de sutileza impecable, no lo había pensado. Puede ser, y también puede ser que se me hayan escapado varias sutilezas más de las que sembró Kiarostami, yo estoy cada vez más lineal en mis percepciones. Abrazo.

      Eliminar
  11. La vi dos veces el invierno pasado en el arteplex de Buenos Aires. Me subyugo. Los dialogos son dolorosamente existencialistas y esta pareja , una falsificacion de los ideales que sobre el amor tenian
    Mary Poppins

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No llegué a subyugarme como Ud. Es probable que le de una segunda "vista". Fíjese que yo la historia de la pareja la entendí primero mal, recién ahora creo comprenderla. Pero también admite más de una interpretación. Con "American Pie 4" esto no me hubiese sucedido... Besos, Mary.

      Eliminar
  12. En mi opinión, la única razón es porque sabemos que es una copia, hay mucho verso en todo eso.
    Pasa lo mismo con los vinos, por supuesto cuando hablamos de vinos de un cierto nivel, y al mismo nivel.
    Con respecto a la película no la ví, y no conozco al director.
    Sinceramente trato de ir al cine para entretenerme, aunque suelo hacer excepciones cada tanto.
    Con respecto a Juliette podría decir que es magnífica y deshacerme en halagos, pero verdaderamente no recuerdo haber visto una película de ella.
    Si la conozco, y por comentarios se que es una excelente actriz.
    Y a juzgar por su cara de "malco" en la foto, realmente lo debe ser :P
    A menos que solo sea una impresión mía :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verso hay, sin duda. Yo entiendo y comparto el punto. Pero también creo que para cada uno hay un diferente tipo de verso que "compra", quiero decir, nadie está exento: hay versos para la gente sencilla - los más evidentes, la cultura para las masas, digamos - y también los hay para quienes creen destacarse por su refinamiento y selectividad de gustos estéticos. Kiarostami tuvo bastante fama por haber ganado Cannes en los noventa con "El sabor de las cerezas" y también por provenir de Irán y ser una especie de disidente político. Aunque el cine él que hace yo no lo llamaría político, de hecho esta película podría perfectamente haber sido filmada por un francés o por un sueco. Kiarostami hace un cine raro, eso sí. Y Binoche tiene un rostro que me encanta, y es una excelente actriz además. Abrazo, Eric.

      Eliminar
    2. Creo que leyendo entendí algo más. A mi me place más el original porque además de la obra mis sentidos van a la historia, al esfuerzo, al talento, a la creatividad y al momento de hacerla. No puedo escindirla del autor y su vida.....suena medio complicado pero yo lo siento asi. Cuando vi la película Mahler por ejemplo al escuchar su música recordaba la forma en que componía y su autismo.

      Eliminar
    3. Dany, a mí me sucede algo parecido, se produce una especie de enamoramiento con el creador de una obra, uno no puede disociar la creación del ser humano que la produjo, y de todas sus circunstancias. La pregunta es: ¿no estamos cayendo en una trampa sentimental, ajena a la obra en sí? La respuesta, claramente, no la tengo definida.

      Eliminar
  13. Ya agendo para ver esta película.
    Pero más allá de ella, la idea que rescatas a cerca de “lo original” me desató una cadena de pensamientos ...tal vez el original de una obra tenga el plus de hacernos sentir esa cosa cómplice e intimista que hubo entre el autor y su obra. Tal vez también lo valioso sea esa cosa que muchos humanos tenemos de querer tener lo que no tiene nadie más, por ejemplo "el original" de una obra...

    No sé, digo, me parece...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En concreto en la película se pone el ejemplo de una escultura, el David de Miguel Ángel. En cierta plaza de Florencia existe una réplica exacta de la escultura (el original está también en Florencia, pero en un museo). Para quien ve la réplica sin saber, el placer de ver "el" David es auténtico. ¿Y qué pasa con el que sabe que es una copia, porqué no puede sentir la misma emoción? ¿Si la perfección de la forma es exactamente la misma? No se trata en este ejemplo de la posesión de un original (ahí sería más comprensible), sino del simple placer estético de la contemplación. En fin, da para pensarlo (y que lo haga alguien con mejores argumentos que los míos). Beso, Magah.

      Eliminar
  14. Respuestas
    1. Pero de las que parecen accesibles. Saludos.

      Eliminar

Free counter and web stats