domingo, 8 de julio de 2012

Acotación

Tras acabar la hermosa novelita (apenas 120 páginas, letra grande) de la que robé la cita de la entrada anterior no puedo menos que recomendarla. Sentí curiosidad por saber un poco más de la vida de su autor, Erri de Luca, nacido en Nápoles en 1950; así supe que además de poeta, novelista, escalador extremo y otras cosas es, ante todo, un hombre que pone en acto su profunda ética humanista. 

* * *

"Adulto non sono diventato mai. Sono diventato anziano senza essere passato per l'età adulta" (E. d. L.)  "Il nous fallut bien du talent pour être vieux sans être adultes" (La chanson des vieux amants - Jacques Brel).

* * *

Transcribo uno de sus varios poemas disponibles en la web (otro ya lo colgué hace tiempo aquí); me atrevo de nuevo a hacer una traducción casi literal, con la sola intención de transmitir su sentido (el autor no creo que se entere, y si lo hace espero que no se ofenda).


"Elogio de los pies"

Porque sostienen el peso entero.
Porque saben mantenerse sobre apoyos y asideros mínimos.
Porque saben correr sobre escollos y ni siquiera los caballos lo saben hacer.
Porque llevan.
Porque son la parte más prisionera de un cuerpo encarcelado. Y quien sale después de muchos años debe aprender de nuevo a caminar en línea recta.
Porque saben saltar, y no es culpa suya si más arriba en el esqueleto no hay alas.
Porque saben plantarse en medio de la calle como mulas y hacer una valla delante de la verja de una fábrica.
Porque saben jugar con la pelota y saben nadar.
Porque para algún pueblo práctico eran unidad de medida.
Porque aquellos de mujer hacían bullir los versos de Pushkin.
Porque los antiguos los amaban y como primera muestra de hospitalidad se los lavaban al transeúnte.
Porque saben rezar meciéndose delante de un muro o replegados tras un reclinatorio.
Porque jamás comprenderé cómo hacen para correr contando con un apoyo solo.
Porque son alegres y saben bailar el maravilloso tango, el crocante tip-tap, la rufianesca tarantela.
Porque no saben acusar y no empuñan armas.
Porque fueron crucificados.
Porque aun cuando se desearía asestarlos en el trasero de alguno, viene el escrúpulo de que el blanco no merezca el apoyo.
Porque, como las cabras, aman la sal.
Porque no tienen apuro de nacer, pero luego cuando llega el punto de morir en el nombre del cuerpo patean contra la muerte.


"Elogio dei piedi"
 
Perché reggono l’intero peso.
Perché sanno tenersi su appoggi e appigli minimi.
Perché sanno correre sugli scogli e neanche i cavalli lo sanno fare.
Perché portano via.
Perché sono la parte più prigioniera di un corpo incarcerato. E chi esce dopo molti anni deve imparare di nuovo a camminare in linea retta.
Perché sanno saltare, e non è colpa loro se più in alto nello scheletro non ci sono ali.
Perché sanno piantarsi nel mezzo delle strade come muli e fare una siepe davanti al cancello di una fabbrica.
Perché sanno giocare con la palla e sanno nuotare.
Perché per qualche popolo pratico erano unità di misura.
Perché quelli di donna facevano friggere i versi di Pushkin.
Perché gli antichi li amavano e per prima cura di ospitalità li lavavano al viandante.
Perché sanno pregare dondolandosi davanti a un muro o ripiegati indietro da un inginocchiatoio.
Perché mai capirò come fanno a correre contando su un appoggio solo.
Perché sono allegri e sanno ballare il meraviglioso tango, il croccante tip-tap, la ruffiana tarantella.
Perché non sanno accusare e non impugnano armi.
Perché sono stati crocefissi.
Perché anche quando si vorrebbe assestarli nel sedere di qualcuno, viene scrupolo che il bersaglio non meriti l’appoggio.
Perché, come le capre, amano il sale.
Perché non hanno fretta di nascere, però poi quando arriva il punto di morire scalciano in nome del corpo contro la morte.

27 comentarios:

  1. Ahora que lo leí me estoy mirando los pies.....
    y me viene el recuerdo de 42 kilometros....
    Fantástico lo de no acusar ni levantar armas.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto esa experiencia de los 42, cuánto les debemos a nuestros esforzados pies... Abrazo, Dany.

      Eliminar
  2. Un elogio precioso, de algo que a veces subestimamos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... menos cuando pateamos un adoquín. Abrazo, Darío.

      Eliminar
  3. Me encantó la poesía, veramente!
    leer en italiano (que por el momento abandoné),
    los masajes en los pies...
    lo gracioso que me resultan los míos, flacos, largos,
    con dedos finos y separados. Casi como los de la mano, inclusive con las uñas pintadas tambien, je.

    Que tradujeras tan bello homenaje...

    Bacione!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los pies con dedos flacos y largos los encuentro adorables, qué privilegio el tuyo. Bacio.

      Eliminar
  4. Lindísimo, Rob. Pura nobleza, los pies!
    Como a Dany, me encantó lo de "no saben acusar y no empuñan armas". Y los dos últimos versos, muy conmovedores.

    Habrá que ir anotando a don de Luca, gracias por acercarlo.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No empuñan armas, muy cierto, pero pueden dar un perfecto puntapié. De Luca es una voz interesante. Beso, Betina.

      Eliminar
  5. Precioso elogio a los pies.
    Los que llevan alas al bailar, fuerza al correr y voluntad para andar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poema pedestre, en el mejor sentido. Beso, Cecy.

      Eliminar
  6. me gustó tanto como para googlear al autor, ya le contaré

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que cuentes qué descubriste. Besos, Laura.

      Eliminar
  7. ¡Gran elogio! En mi caso, tengo los pies bastante grandes (me cuesta encontrar calzado) y además son más planos que una placa de cemento. Si no uso plantillas me duelen las rodillas (así, ¡con rima y todo!). Unos buenos pies femeninos, en cambio, no tienen precio.
    Abrazo pedestre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los pies femeninos dan lugar a otro tipo de literatura y de experiencias. Nada desdeñables, por cierto. Abrazo.

      Eliminar
  8. Erri de Luca, mi amigo, es un de los mejores escritores que nos dio este universo, aquí le dejo un link de cuando dejé de ser pintora, en el que hablo mucho sobre él, y él habla también.
    Feliz coincidencia, errideluquianos!
    http://mihoax.blogspot.com.ar/2009/10/considero-valores-todas-las-heridas.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las coincidencias, verdaderamente. Un ser humano más que interesante, se adivina Erri (si habla con él, ni le diga que osé traducirlo). Pasé por ese link de su antiguo blog y me conmoví con lo que Ud. cuenta. Saludos, Diana.

      Eliminar
  9. hermoso Rob aunque desconocia al autor

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hey! ¡Escriba más seguido Ud.! Saludos.

      Eliminar
  10. Interesantes firuletes literarios del autor. La verdad es que jamás en mi vida lo había oído nombrar. Haré la correspondiente investigación.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Investigue nomás y ojalá lo que halle le guste. Un placer verlo de nuevo, Yoni. Saludo dos.

    ResponderEliminar
  12. Todo organo o pieza del cuuerpoo es digna de un poema...deberia leer mis poemas al....Noooo, no deberia leerlos.....pero este poema es muy bueno...Forse se lo afane al tano....

    Salut...!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay partes que requieren demasiada imaginación para dedicarles un poema, no así el caso de los pies, las manos... Robe tranquilo, como yo acabo de hacer.

      Abrazo.

      Eliminar
  13. Y... practico TKD... así que diría también, que porque los puedo transformar en armas, si quisiera.

    Baci

    ResponderEliminar
  14. Los pies, las manos son dignas de elogio, así como todo el cuerpo humano. Buen poema.

    ResponderEliminar

Free counter and web stats