viernes, 17 de mayo de 2013

Salir a matar

I.

Me gusta mirar televisión. Diferentes cosas. Películas. Conciertos. Talk-shows. Carreras (de autos, de motos). Algo de fútbol, algo de tenis. Y series. Series policiales, en especial. Contra lo que pudiera suponerse, no soporto ver escenas de violencia. De violencia cruda y explícita, menos que menos. (A veces ni siquiera necesita ser explícita para causarme rechazo; por ejemplo, la propaganda de "Hannibal", producto derivado del personaje que hiciera famoso en cine Anthony Hopkins, me resulta revulsiva, visceralmente intolerable.)


¿Seré ingenuo, será pasada de moda mi sensibilidad de espectador? ¿Cuánto se habrá corrido, en cincuenta años, el límite de lo que nos muestran y de lo que toleramos ver? ¿Qué consecuencias tendrá ese corrimiento? 

Según cuenta en su libro David Byrne, finalizada la Segunda Guerra los altos mandos militares comprobaron que sólo uno de cada cuatro soldados en el frente había sido capaz de matar, los demás no estaban psicológicamente preparados para hacerlo y no lo hicieron. 

Que un soldado no quiera matar es, desde el punto de vista militar, una verdadera tragedia. Procurando corregirla contrataron a un tal Dave Grossman, psicólogo, para diseñar estrategias de formación más efectivas, entre ellas los juegos de simulación. ¿Resultado? Cito a Byrne: “La eficacia de los soldados entrenados con esas simulaciones se cuadruplicó”. 

Sin embargo fue el propio Grossman quien, tiempo después, alertó contra las consecuencias "civiles" derivadas de su trabajo, los juegos virtuales que recrean la violencia real, afirmando que los videojuegos de guerra enseñan a desarrollar un instinto asesino y a disminuir la inhibición.

Sé que a Grossman lo discuten, que consideran no suficientemente demostradas sus aseveraciones. ¿Serán algún día suficientes las matanzas absurdas en colegios, shoppings o universidades norteamericanas para darlas por válidas?


II.

En cambio, sí disfruto mucho de los policiales en los que la trama y la construcción psicológica de los personajes son más importantes que los crímenes. De las vistas recientemente, me ha entusiasmado "Bron/Broen" (“Puente”, en sueco y en danés), una historia contada en sólo diez capítulos, de 2011 (la segunda temporada, con nueva trama, se anuncia este año). 

Bron/Broen muestra no pocas originalidades, entre ellas el escenario (la frontera, sintetizada en el puente de Oresund que une Suecia con Dinamarca), los diálogos en dos idiomas simultáneos (sueco o danés, según quien hable), el desconcertante hallazgo inicial, el misterioso patrón común a una sucesión de asesinatos muy disímiles, la ausencia tanto de golpes bajos y efectos archiconocidos como de música redundante (casi no hay música), la tensión constante, la contraposición de culturas, los excelentes actores, la llana simpatía de uno de los dos protagonistas, el detective danés, y el desconcertante  comportamiento del otro, la detective sueca, Saga Norén.

Saga Norén padece el síndrome de Asperger - una forma de autismo. ¿Cómo puede un intérprete, acostumbrado a transmitirnos emociones, mostrarnos de modo convincente su opuesto, la ausencia casi completa de emoción? La actriz Sofia Helin lo logra con llamativa naturalidad, y su "no emoción" consigue descolocarnos primero y conmovernos después.




35 comentarios:

  1. Muy buena propuesta, Rob. Viendo el trailer además de las bondades que describiste, tiene una estética muy interesante. Sin dudas y en mi opinión personal, el policial psicológico es fenomenal en comparación con las obviedades macabras que se filman desde la década del 80 (Me refiero a todas las sagas que ya conoces) y que me resultan burdas y asqueantes. Se van corriendo los límites con respecto a la exposición de "realidad cruda" como las suelen llamar y aumenta la desidia por los buenos guiones e historias. Claro, es más fácil y efectista filmar cómo se descuartiza a una persona que elaborar una historia interesante.
    Te saludo, Rob!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La estética de la serie es ciertamente interesante, o por lo menos distina del modelo "yanqui" predominante. Saludos, Bee.

      Eliminar
  2. me senti identificada primero, porque a mi tampoco me atrae la violencia, aunque de vez en cuando juego al emulador del 1942, derribando aviones para descargarme.
    Luego me tentó ver el trailer por la aparición del puente, ya que estuve a punto de cruzarlo cuando visité Copenhagen (al final me quedé con ganas de conocer Suecia), pero me tiró atrás el cuerpo cortado en 2....ufff.
    Hace tiempo que dejé de ver policiales porque ya mucho hay en el noticiero de las 9. Interesante la trama psicológica del personaje (en algún punto parecida a Dexter?)
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creeme que ese cuerpo dividido se ve peor en la foto que en la serie misma, animate y contame luego. Saludos, Kaki.

      Eliminar
  3. Esta tarde haciendo zapping me sorprendió que cada canal que pasaba había una escena con gente armada, habrán sido seis canales al hilo... demasiado para mí. Las pelis de guerra directamente ni las miro. No puedo.
    En cuanto al trailer que nos dejaste me resultó atractivo, de la BBC? puede ser? genial.
    En realidad de series policiales recuerdo mirar una con una Helen Mirren todavía desconocida, en donde interpretaba a una detective inglesa, muy buena, por cierto. Seguro que la recordás.
    Ahora estoy en búsqueda de series, aunque Cuevana me anda fallando ultimamente, tengo muchas ganas de engancharme nuevamente a una.

    Te mando un beso Rob!
    Y a ver si te venís esta vez...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La serie fue retransmitida por la BBC, pero es de origen sueco/danés. Yo la bajé de "t h e p i r a t e b a y". Sí me acuerdo de Helen Mirren en ese papel, era excelente.

      (Sobre la ida para allá, veremos sobre la fecha si calza.) Beso, Axis.

      Eliminar
  4. Ya no puedo ver mas TV shows de investigacion de crimines. Hay demasiados

    "the newsroom"
    http://www.youtube.com/watch?v=1zqOYBabXmA

    admiro la autocritica norteamericana
    min 3:19 y en adelante es imperdible!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La conocía sólo por referencias, la veré. Gracias, Mary.

      Eliminar
  5. Debo admitir que veo de todo, desde un Saving Private Ryan, crudo, real, a Monk o su clon Elementary. Soy fana de Criminal Minds, siento que por un lado estamos a salvo de 30 asesinos seriales activos, pero por otro lado también se que no hay estadísticas reales en este país.
    Lo que también se, es que en Ruanda y en Bosnia, allá por los 90, antes en Cambodia, y hoy día en el Congo - hay cierta gente que no tiene empacho en despachar a otro. Y dudo que estén viendo Hannibal o Criminal Minds.
    Tampoco había video juegos, ni series morbosas en la época de Julio César, el exterminio armenio en 1915-18, ni el holocausto de la alemania nazi. La realidad era mucho más jodida que una serie.
    Aunque hoy día gran parte de la humanidad se parezca más a los Eloi que los Morlocks, donde una foca es más importante que un niño somalí, no subestimaría la capacidad del hombre en deshacerse de otros - Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, no hemos inventado nada. Pero lo estamos reforzando o llevando a límites cada vez más lejanos, ya no se deja espacio para lo sugerido, para lo insinuado. Hard core absoluto, todo debe ser mostrado. Abrazo.

      Eliminar
  6. Yo también pienso que hay cosas que deberían obviarse. Sin embargo hay gente que piensa lo contrario. Discutíamos eso en torno a Irreversible de Gaspar Noe. Era necesaria la escena de la violación con tal virulencia?
    Es verdad que en cierto modo me puse en un incómodo sitio de moralina barata. Mi interlocutor afirmaba que sin la escena el relato no sería el mismo. Sin dudas, el efecto es importante. Pero aún así, me sigue pareciendo brutal e innecesaria.
    Por lo demás me interesó ese Puente sueco. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sin haberla visto coincido con tu punto de vista, en una obra de arte no siempre es necesario "ver para creer" (o mostrar). Pero sólo puedo hablar de mi gusto. Abrazo.

      Eliminar
  7. Los militares en tiempos de paz están desocupados. Y ya se saben las consecuencias psicológicas de la desocupación.

    Con mi vieja solíamos mirar "Los asesinatos de Midsomer", una serie británica. Cuánta gente moría ahí, en forma violenta (y qué lindas las casas y los jardines). También mirábamos los capítulos de Poirot.

    La estética de Bron/Broen se ve minimalista. Qué placer dan estas cosas cuando están bien hechas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Los asesinatos de Midsomer" era además bastante divertida, al modo típicamente británico. Y Poirot, cómo no, ojalá existiera alguien así. Saludos, Maia.

      Eliminar
  8. Coincido: tampoco soporto las escenas violentas, la paso mal. Si la película- o la serie- vale mucho la pena y tiene alguna que otra escena muy cruda, cuando llega bajo la mirada o me tapo los ojos (como los chicos).
    Supongo que no hay manera de probar su incidencia en los crímenes que se cometen en la vida real, pero también supongo que, aunque ninguna persona "normal" va a salir a despanzurrar a otro por haber visto una película, estos contenidos-como todo lo que consumimos- afectan nuestra manera de ver, pensar, sentir el mundo.
    Y aunque se trate de ficciones, me cuesta entender que alguien disfrute viendo una escena que muestra con lujo de detalles cómo violan a una mujer o cómo cortan a un niño en pedacitos, me suena perverso.

    En cambio, cada tanto me encanta ver a Sony Crockett y Rico Tubbs, con su ropa ochentosa y colorida, persiguiendo a los malos por la calles de Miami en esos "clips" tan geniales (mucho Phil Collins...).

    Un abrazo, Rob


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miami Vice marcó una época con su estética, sin googlear recuerdo la inolvidable presentación con los ¿flamencos? levantando vuelo al compás del tema musical de Jan Hammer, muy funk. Y, además de los protagonistas, el personaje ése de Castillo (Edward James Olmos) que jamás sonreía, y algún episodio con el gran Bob Hoskins. Abrazo, Betina.

      Eliminar
  9. Veo Investigación Discovery, que te van armando todo el perfil del asesino y es real, o al menos eso te dicen. Para películas de violencia, ya tenemos los noticieros. Así que me recluyo en la lectura y para policiales sigo sosteniendo que Mankell me ha fascinado. No me enganchan mucho las series, me terminan aburriendo, en general la tv, mas de una hora de zapping, no pasa por mi vida, ojo, me he encontrado con algunas sorpresas dignas de ver, tampoco la necedad.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justamente por eso evito mirar noticieros, que además parecen "shows" del regodeo morboso, por ejemplo cuando le preguntan al familiar un asesinado "qué siente". Soporto la violencia cuando es ficticia, la real me alarma y me entristece. Abrazo, Cecy.

      Eliminar
  10. la serie me hizo recordar a los libros de El inspector Wallander de Henning Mankell, que también se transformaron en serie.
    Admito que soy espectadora de CSI y he leído más de un libro de Michael Connelly. Si bien esa violencia abruma y me choca, no es nada en comparación a los hechos reales. Dicen que toda realidad supera a la fantasía y, efectivamente, los libros y series de tv tienen un trasfondo real absurdamente más morboso y horrible de lo que podemos imaginar. Qué cosa bárbara el bicho humano... así y todo yo le tengo esperanza. Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no es la ficción, es la realidad la que verdaderamente consigue espantarnos. Beso.

      Eliminar
  11. Prácticamente no veo televisión ni películas, y no lo digo con orgullo, sino con cierta vergüenza, pues estoy demasiado metido en los libros. Sin embargo, hace unos meses, el hijo de una amiga española dirigió un corto del género que llaman "gore" y me pareció magistral, así que tendría que rever mi concepto de cine y, agregado, el de cine de terror.
    Un fuerte abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al terror sí que, en general, no me le animo ni un poco... pero todo es cuestión del cómo, más que del qué. Abrazo, HD.

      Eliminar
  12. Me gustó lo que escribiste, muy contundente.

    ResponderEliminar
  13. Me la anoté en el último café compartido, pero no hice los deberes, confieso no la vi aún, sabés soy medio vaga si de series hablamos.
    Te recordé mucho por estos días, viniste a ver a Brad? Fue ver la gráfica por las calles de BsAs y pensar en vos.
    Miss u, my friend.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hubo Mehldau. Pero en espíritu estuve... Beso.

      Eliminar
  14. Bueno, Rob, te dejo un abrazo, que no sea una visita en vano...
    HD

    ResponderEliminar
  15. Buenísima entrada, me la había perdido.
    Me hizo acordar a los canales de noticias, todos ordenaditos en la parte principal de la grilla para enrostrarnos violaciones de menores, asesinatos de jubilados o choques con muertos y lisiados. Ayer a las 19.30 ocho canales al mismo tiempo (¡ocho!) comentaban el caso de la nena asesinada en Palermo por un portero. ¿Qué dice esto de la sociedad en que vivimos?
    La política educativa debería operar sobre estas cosas, me da la impresión de que la realidad nos está pasando por encima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diría mi madre: "¿no saludás?"
      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Ni hablar, los canales de noticias son un espejo deformante de realidades que, per se, ya son bastante atroces. Me alegra su visita, por el saludo no se aflija, me pudo haber pasado a mí, tranquilamente. Abrazo, Hermes.

      Eliminar
  16. Hola Rob. ¿Qué significa ese cuerpo cortado en dos que veo ahí? Soy igual que vos, detesto y sueño con las imágenes que veo. Trato de sobreponerme siempre. Pero hay un para de sueños que debo soportar por imagen vista. Ahora que vi ese cuerpo cortado en dos, tengo tres días de pesadillas, más o menos. Ja! Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese cuerpo tiene un sentido en la trama, pero tampoco es fundamental. Igual te la recomiendo, la realidad que vemos a diario (aquí o en el mundo) es mucho peor que esa serie, te lo aseguro. Beso.

      Eliminar
  17. Basta!!! No seas tan cruel, ya me dejaste esperando un café, exijo post. Besos, querido amigo. Miss u.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque tarde, cumplo con uno de sus pedidos. Saludos.

      Eliminar

Free counter and web stats